LA POESÍA HA MUERTO. ¡VIVA LA POESÍA!

Deja un comentario

2 noviembre, 2016 por Fauno

POESÍA, ¿ESPECTÁCULO DE MASAS? ¿REFRITO INTELIGENTE?

(Fragmento)

1ª Parte: EL PORQUÉ DE LAS COSAS

¡Ay, poeta!

Cansado estoy de programas, concursos y series de cocineros, médicos, abogados, subastadores, cantantes, matronas, cuida-bebés, gimnasios, consultores engañabobos, etc.

Y ¿para qué hablar del deporte en todas sus manifestaciones? El presidente de los clubs punteros de fútbol, tienen de facto más poder que un presidente de gobierno, salta a la vista, mientras los jugadores de élite cobran en un minuto más que un poeta, así viviera 500 vidas.

Debo reconocer, no obstante, que todos ellos han logrado interesar a los productores, público y magnates presentando tal producto como rentable. Ese es el paso primero. De ahí a entrar en el terreno del marketing a lo bestia (es fundamental lograr la adhesión del espectador para que se mueva la ‘pasta’) apenas media un paso.

Y del éxito resultante, en la mayoría de los casos, tenemos demasiadas pruebas como para negar esta realidad que nos avasalla a través de los medios y amenaza con descerebrarnos por completo. Y la pobre poesía, y el poeto y la poeta, tan castigados, trotando por las calles, bares, cerros y arboledas, desamparados y fuera de circuitos oficiales, recitando la gratuidad de un género que fue señero durante milenios, escenificando sus penurias la poesía ‘por los rincones, ella que tanto reía y presumía de que partía los corazones’…

Como poeta, sé que la poesía no vende porque no se vende, en general. Ello conlleva un alejamiento total del mercado, que sólo busca el espectáculo en este tipo de programas, así como la rentabilidad económica. También sé que a este paso la poesía irá desapareciendo quedando sólo su recuerdo para los iniciados, puede que en las catacumbas, si al tirano de turno le da por perseguirlos, que no sería de extrañar si los rajoys proliferan. De hecho, la poesía en su sentido puro, está prácticamente desaparecida pues el ‘mercado’ ya se encarga de ello desde hace más de medio siglo y el mundo anglosajón, de la mano del energúmeno estadounidense, verdadero impulsor de la poesía cortada a tiras para camuflar su inexistencia, es el primer interesado en realzar ese tipo de construcción que se aparta por completo de la poesía digamos clásica, la que se había venido haciendo por los grandes poetas y que, aun degenerando desde el XVIII, la  habíamos conocido hasta mediados del siglo XX en que comenzó la verdadera decadencia.

Ellos, los mercados y los mercaderes, son las auténticas bestias, los sintetizadores de la prosa en verso; y acabarán destruyendo, si no lo impedimos, el maravilloso legado que nos dejaron algunos de nuestros ancestros a lo largo de milenios. Y hablo sólo de poesía, esa maravilla que se manifestó al humano antes incluso que el lenguaje, relegada al rincón oscuro de las Humanidades, especie esta última que para nuestra total desgracia está desapareciendo de la enseñanza en colegios, institutos y universidades para ser sustituida por la estulticia reinante.

Aunque sólo sea para no caer fulminado por un puñetero infarto desesperativo al ver cómo veintidós individuos, con los huevos bien gordos, ganan millones por correr tras la pelotita, el poeta, el literato y la literatura, toda ella unida por una causa común, debe salir de su bello iglú emocional y plantearse muy seriamente una serie de consideraciones. Creo, sinceramente, que estamos obligados a buscar caminos. Ahora bien:

¿Cómo compaginar el atractivo económico con la poesía?

¿Cómo hacerla rentable para el ‘negocio’ del cine y la televisión, o lo que viene a ser igual: ¡para las masas?

¿Cómo conseguir aunar rentabilidad y poesía?

¿Hay realmente alguna manera de conseguirlo?

¿Es ello posible sin pasar por el ‘látigo’ de la mirada al propio espejo, cuando te miras en él al afeitarte, cada mañana?

¿Se puede hacer sin caer en el error de poner en venta la esencia de las cosas?

¿Podríamos conservar el ‘envase’ sin maltratar el producto? ¿Podríamos…?

 Pues… ¡creo que sí! Pero…

¡Siempre hay un ‘pero’, caramba! Y lo hay porque a estas alturas de mi vida, necesito el estímulo que me impulse a decidir ponerlo en práctica. Tanto la edad como los palos recibidos, me han hecho gozar persiguiendo la idea hasta lograr el orgasmo al alcanzarlas. Después de ello, a otra cosa, mariposa.

La idea (y su desarrollo probable), ya está debidamente registrada. Como tantas otras ideas y creaciones, que duermen el sueño de los justos, esperando como Lázaro, la voz que les diga: ¡Levántate y anda!, esa, al fin y al cabo, es la historia del creador casi desde que descubrió el revolucionario invento de cómo tapar sus vergüenzas con una hoja de parra.

Y… lo confieso sin rubor; lo que a mí me ‘pone’ es la poesía y sus ‘burbujas’ oníricas o mundos imaginativos transportables de quita y pon, adaptados a lo que llamamos equivocada o acertadamente ‘realidad’, no el marketing o el abstruso fragor de las finanzas o el deseo de ‘escalar’ hasta un Olympo que para nada interesa al vate purasangre si para ello debe renunciar a su propia estimación, cosa esta que, aunque mínima y desordenada, aún persiste en algunos.

Es por ello que recojo las distintas partes en que he dividido el proyecto: Fórmulas; Entornos; Mundo propio; Mundos colaterales; Enlaces Poesía-Mercado, etc., las guardo amorosamente en el Cofre del Olvido Momentáneo y ya mismo, sin pensarlo dos veces, me voy a la cafetería más próxima a desayunarme un café con leche y churros para adecentar el estómago y, ya de paso, sacar un punto de rubor a mi hermética cara.

También puede ocurrir, claro, que este texto sólo sea una ficción para mantener activo el seso riéndome, si es preciso, hasta de los peces de colores.

Antonio García Vargas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: